Como preparar un Humidor.

Cuando se adquiere un humidor de tabaco es necesario seguir algunos pasos para dejarlo en óptimas condiciones. Esto es esencial para que pueda hospedar adecuadamente los puros,y a su vez el recubrimiento de cedro no absorba la humedad propia del “habano” y lo reseque.

A continuación, proporcionaremos ciertos tips prácticos que servirán de ayuda para la preparación de su humidor y los cuidados que este conlleva.

Preparación del humidor

Tome una esponja limpia (sin olor), mójela con agua destilada y exprímala, enseguida empape el interior del humidor con la esponja incluyendo la tapa y divisiones; Moje otra vez la esponja y colóquela dentro del humidor en una bolsa de plástico para evitar que el agua entre en contacto directo con la madera.

Posteriormente llene su humificador con agua destilada, quite los excesos de agua y coloque una toalla encima por 30 min; para que absorba todo excedente de agua.

Cierre el humidor con el humificador y la esponja adentro, déjelo así toda la noche. Al día siguiente, rehumedezca el humificador (en caso de que sea necesario); revise la esponja, si se encuentra seca añada más agua destilada, en caso contrario, debe dejarla como esta.

Deje reposar una noche más el humidor y al día siguiente saque la bolsa de plástico y la esponja.

Ajuste del higrómetro.  

Todo humidor cuenta con un artefacto llamado higrómetro, a este se le debe calibrar de una manera específica, dado que es vital para la vida de los puros. El higrómetro sirve para marcar la humedad relativa, lo recomendado para la conservación adecuada de los puros es del 70%.

Para lograr una lectura correcta, es necesario graduar el higrómetro de la siguiente forma: Tome una franela, humedézcala, exprima el exceso de agua y envuelva el higrómetro con la franela (dejando visible solamente la caratula). Pasado 10 minutos, la aguja deberá marcar 100%, en caso de que marcara menos o más de 100%, con un desarmador pequeño, se deberá ajustar la aguja por la parte trasera del higrómetro hasta marcar 100%. Para mayor exactitud debe ser recalibrado cada 3 meses.

Cuidados del humificador

Su humidor cuenta con un sistema de humidificación, lo cual permitirá mantener la humedad adecuada para la mejor conservación de sus puros, y podrá darle un excelente servicio, siempre y cuando tenga el cuidado de ponerle agua destilada según lo requiera (esto puede variar según el clima de cada ciudad).

Con estos consejos su humidor habrá recibido el proceso adecuado para su uso y de esta forma estará listo para recibir sus puros. No olvide siempre mantener el máximo cuidado de su humificador para que de esta forma usted asegure la frescura de sus puros y a su vez tenga una experiencia placentera al fumarlo.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cart
No hay productos en el carrito.